jueves, 31 de mayo de 2012

Claraboya, José Saramago

Amanece en Lisboa. En una mañana de mediados del siglo XX, la mirada del novelista se asoma a la ventana de un vecindario. Se anuncia un día no muy diferente de los demás: el zapatero Silvestre, que abre su taller; Adriana, que parte hacia el trabajo mientras en su casa tres mujeres inician otra jornada de costura; Justina, que tiene ante sí un largo día jalonado por las disputas con su brutal marido; la mantenida Lidia; y la española Carmen, sumida en nostalgias...

Discretamente, la mirada del novelista va descendiendo y, de repente, deja de ser simple testigo para ver con los ojos de cada uno de los personajes. Capítulo a capítulo, salta de casa en casa, de personaje en personaje, abriéndonos un mundo gobernado por la necesidad, las grandes frustraciones, las pequeñas ilusiones, la nostalgia de tiempos que ni siquiera fueron mejores. Todo cubierto por el silencio tedioso de la dictadura, la música de Beethoven y una pregunta de Pessoa: «¿Deberemos ser todos casados, fútiles, tributables?».

Saramago terminó de escribir Claraboya a los treinta y un años y entregó el manuscrito a una editorial de la que solo obtuvo respuesta cuarenta años más tarde, cuando era un escritor consagrado. La escritura minuciosa y paciente retrata con maestría una época marcada por la desesperanza. Claraboya anticipa de un modo deslumbrante los elementos del universo Saramago, así́ como las virtudes que serán el germen de tantas obras maestras. En el texto se oye la voz de José Saramago, se reconocen sus personajes, se identifican la lucidez y la compasión que según la Academia Sueca distinguen su obra.

«En todas las almas, como en todas las casas, además de fachada, hay un interior escondido.»
Raúl Brandão


Primeras Páginas Claraboya, José Saramago

miércoles, 30 de mayo de 2012

Vania Vargas, autora de Ni Hermosa Ni Maldita

video


Otra de las autoras incluidas dentro de la nueva antología de Alfaguara es la escritora Vania Vargas, esperamos puedan conocer más sobre su trabajo a través de este proyecto. 

martes, 29 de mayo de 2012

¿Cómo hacerla en la vida? del Dr. Eduardo Palacios Lima


El Doctor Palacios Lima, es un emprendedor y motivador, que se ha dedicado a dar consejos a muchas personas en el ámbito de las finanzas personales.  Una de sus misiones consiste en abrir los ojos de aquellos cuya vida se ha visto afectada a partir de una deuda, pérdida de empleo o situasión similares donde un desequilibrio económico cambia radicalmente la vida.    




lunes, 28 de mayo de 2012

Mardo Escobar, Ni Hermosa Ni Maldita

video

Otro de los autores de la Nueva Antología de Narrativa Joven Guatemalteca, Ni Hermosa Ni Maldita, publicada por Editorial Alfaguara.   Un proyecto que incluye a autores de varias generaciones, como Eduardo Halfon, Maurice Echeverría, Julio Prado, entre otros. 

domingo, 27 de mayo de 2012

Ángel López Santizo, en Ni Hermosa Ni Maldita

video


Nos encontramos por las calles del Centro Histórico guatemalteco a uno de los autores incuidos en la nueva Antología de Narradores Jóvenes, a presentarse durante el mes de junio.  Un proyecto editorial de Alfaguara, para impulsar el trabajo de los autores locales.  Pronto estaremos dando detalles de la presentación de este libro, un evento que cambiará marcará la historia de la literatura nacional.

sábado, 19 de mayo de 2012

Rafael Romero y una promesa, Te Prometo Anarquía.



Rafael Romero es un autor guatemalteco contemporáneo radicado en España. Incansable en su labor creativa, pero además, un promotor de las letras nacionales en el ciberespacio. Con su proyecto virtual “Te Prometo Anarquía” ha publicado a más de 150 autores guatemaltecos, y la lista no se detiene. Vale la pena escuchar en sus propias palabras, cómo el amor por las letras, le ha catapultado a una experiencia sumamente intensa e interesante. Aquí compartimos con todos Los Bucbuc una breve entrevista que le hicismos un tiempo atrás, y prometemos estar compartiendo algunas sorpresas de Romero en este mes, así que estén pendientes. 

LBB: ¿Cómo llegaste a la literatura? 

RR: Yo creo que fueron varios puntos de partida. Mi papá siempre ha sido un gran lector. Por su profesión, la librera con la que yo crecí estaba llena de libros de Pedagogía, Filosofía, Psicología, Sociología, Teología, etc. Literatura, propiamente dicha, había poca, pero el simple hecho de que existiera ese espacio en mi casa y de que mi papá se esmerara en que mis hermanos y yo aprovecháramos de todos esos recursos bibliográficos, fue vital para que me interesara por los libros. Fue allí en donde encontré El tiempo principia en Xibalbá, de su amigo Luis de Lión; una edición vieja de la Poesía Completa de César Vallejo y un par de libros de poemas de Amable Sánchez Torres. Ese fue mi primer contacto. Leyéndolos creo que se gestó la semillita. Yo tenía como trece años. En Quinto Magisterio escribí un “poema” para la clase de Didáctica del Idioma Español y fue también un aliciente, ya que mi profesor vio “algo” y me motivó a que escribiera. Fue una anécdota mínima, pero significativa. Dos años después, me encontré con André Chocó, en la Facultad de Farmacia, y él, con sus lecturas y su bagaje literario y musical, me empujaron, finalmente, a la escritura. Estoy hablando de 1997, aproximadamente. 


LBB: ¿Qué hacés del otro lado del mundo? 

RR: Incrementar, día a día, mi dosis de nostalgia por Guatemala. No tanto por Guatemala como país, como nación, sino como totalidad inevitable que representa el pueblo donde nací: Jocotenango (Sacatepéquez), y a la familia a la que pertenezco, amigos y cuasi-hermanos incluidos. 


LBB: Cuando eras niño, ¿qué querías ser de grande? 

RR: Farmacéutico. De hecho, trabajé de aprendiz en una farmacia de Jocotenango. Siempre me llamó la atención el rigor de las fórmulas y de los compuestos, y ese ambiente antiséptico y pulcro. No puedo explicar bien por qué, pero de lo que recuerdo, es eso lo que se me viene a la cabeza. De hecho, mi intención fue graduarme de Químico Farmacéutico, pero mis tendencias literarias y mis fracasos en las matemáticas me guiaron hacia la Facultad de Humanidades y acabé graduándome de Letras. 


LBB: Sos un escritor que además de trabajar en su obra, tiene una labor muy interesante al mostrar el trabajo de otros autores. ¿Cómo es esa dinámica?

RR: Cuando empecé a escribir e intenté mostrar lo que hacía; es decir, publicarlo en alguna revista o por ahí, no me fue muy bien que digamos. Ello me llevó a sumirme en una etapa de apatía y de falta de interés por publicar y por saber qué estaban publicando los demás y cómo estaba el panorama de las letras en Guatemala. Así, durante por lo menos ocho años. Fue cuando vine a España que recuperé la intención de darme a conocer y de cambiar mi modo de ver el hecho de publicar y sacar a la luz todo lo que había estado escribiendo. Con Te prometo anarquía, y con algunos proyectos menores adyacentes, he intentando rememorar mis inicios y entender que todos deberíamos tener al menos una oportunidad para decir: éste soy yo y esto es lo que hago. Muchas veces caemos en el error de creer que sólo lo que uno escribe es válido. Cegarse de esa forma y no darle cabida a las propuestas de los otros, es una verdadera lástima. En Guatemala hay talento de sobra y habría que hacerlo aún más visible y ser más permisivos en ese sentido. 


LBB: ¿Cómo surge la idea de Te prometo anarquía? 

RR: Yo siempre había querido tener un espacio para publicar textos e imágenes de amigos cercanos y familiares que escriben, pintan, hacen fotos, etc. Un espacio común e íntimo. Cuando encontré el blog Las afinidades electivas - España fue un momento revelador porque me pareció que podía servirme de modelo para el proyecto que tenía en mente. De hecho, así fue. Tomé prestado (con permiso de Agustín Calvo Galán, el creador de Las afinidades electivas – España) los elementos que me parecían esenciales, le agregué algunos detalles de mi consideración para que tuviera un estilo propio y armé un primer diseño. Después, invité a quienes tenía pensado publicar y casi de inmediato me di cuenta de que podía ampliar las expectativas. Y eso hice: invitar a más gente. Con el tiempo el proyecto se fue consolidando y tomando la forma que tiene actualmente. Con cuatro años en línea, ya vamos por las 155 publicaciones que incluyen poesía, narrativa, fotografía, arte gráfico, pintura, etc. 


LBB: Contanos un poco sobre el equipo con el que trabajás. 

RR: Si te referís a Te prometo anarquía, pues no hay ningún equipo. Es un proyecto personal que he llevado solo. Algunos amigos han colaborado conmigo en situaciones puntuales (diseño de la web, servidor, logos, etc.) y otros han tenido la amabilidad de sugerirme posibles “publicandos/as”, pero el trabajo en sí lo hago yo en mis cada vez más escasos tiempos libres.


LBB: ¿Crees que la poesía salva al mundo? 

RR: La literatura y el arte, poesía incluida, en cuanto sean o funcionen como reflejo del yo interno del ser humano, pueden, no sé si salvar al mundo, pero sí lograr un escape sustancial y profundo de la realidad que nos rodea. Lo curioso es que para mí, no se trata de un escape producido por la necesidad de huir, de alejarse sino por la necesidad de encontrarse, de sondearse, de establecer un contacto con la misma realidad pero a otros niveles: afectivo, onírico, filosófico, surrealista, escatológico, psicológico, sociológico, espiritual, etc. 


LBB: ¿Cuál ha sido la percepción del público extranjero ante el trabajo de los autores que has publicado en la revista? 

RR: Para muchos de mis conocidos aquí, la revista representa una idea muy válida para dar a conocer a escritores y artistas emergentes de Guatemala. Desde el principio he recibido buenas críticas y sé que a día de hoy hay gente que sigue estando al pendiente de cada publicación y de cara rostro nuevo que vaya apareciendo. El hecho de crear esa expectativa me parece muy gratificante. Y lo es aún más, esto lo acabo de ratificar hace poco, cuando me hablaron para una posible entrevista para un medio de comunicación importante de España, cuando lo ven como un referente. Con uno o dos personas que lo vean así, fuera de las fronteras de Guatemala, es para estar realmente agradecido y contento de que el esfuerzo valga la pena. La gran ventaja de todo esto es que, tratándose de un medio digital, no tiene fecha de caducidad y estará en la red el tiempo que haga falta. 


LBB: ¿Cuál ha sido la percepción del público guatemalteco ante el trabajo de los autores que has publicado en la revista? 

RR: Hay un grupo más o menos numeroso de simpatizantes que por suerte, supera, eso me han dicho, al grupo de detractores del proyecto. La tarea de publicar a escritores y artistas nóveles no es realmente fácil y, para mala fortuna, los guatemaltecos pecamos muchas veces de envidia y de exceso de protagonismo. A veces, somos demasiado exigentes para un nivel que quizás no hemos alcanzando ni individual ni colectivamente, hablando de literatura, claro. La idea de Te prometo anarquía es “permitir” un espacio de difusión libre y con un mínimo de obstáculos “editoriales”, por decirlo de algún modo. Darle una oportunidad a gente que no la ha encontrado, creo que es un factor que motiva. Si escribís, por ejemplo, pero no lo pueden ver más que los cuatro o cinco amigos que de vez en cuando pasan por tu blog, ¿cómo vas a saber que lo hacés tiene algún valor estético o literario? Para los simpatizantes de TPA la labor es valiosa; para los detractores, peligrosa, porque consideran que se están sacando a la luz propuestas pobres o poco desarrolladas (literariamente hablando) y que esto pueda empañar el panorama de las letras y del arte de Guatemala. Desde mi punto de vista, todo es subjetivo. El visto bueno lo tendrá siempre el receptor. Sin receptor, el hecho de publicar sería obsoleto y carente de sentido. Dado que no se puede unificar el criterio del receptor, ¿por qué no presentarle una paleta llena de colores para tenga de dónde escoger, para que sepa que hay más colores de los convencionales? La revista pretende eso: ser una especie de fiambre, una mesa de kermesse para que él o ella elijan lo que quieran consumir sin inyectarles una predisposición tendenciosa y a veces limitada. A pesar de todo, las críticas han sido, en su mayoría, positivas. Están los que quieren estar y lo aprecian los que quieren apreciarlo. Ambos “bandos” son un aliciente para que el proyecto continúe activo. 


LBB: ¿Qué otra cosa harías si no estuvieras haciendo esto? 

RR: Si te soy honesto, no es que me dedique a escribir como forma de vida, no, pero en mi tiempo libre no me veo haciendo nada que no tenga que ver, directa o indirectamente, con la escritura, la literatura y los libros. Más allá del hecho de publicar un libro o un texto en una revista, escribir me entretiene y es una necesidad cotidiana, porque implica no sólo un ejercicio lúdico sino un cara a cara con tus ideas, traumas, deseos, inquietudes, miedos, creencias, etc. y, por ende, con las de los demás. Escribir me sustenta y me mantiene a flote de las tribulaciones de la vida. Respecto a Te prometo anarquía, pues si no continuara con la revista, seguramente me gustaría trabajar en algún proyecto editorial independiente, que publicara nóveles y escritores emergentes. 


LBB: ¿Cómo funciona la selección de los textos que publicas? 

RR: Gracias a los blogs, primero, y ahora a las redes sociales, lo que he hecho desde los comienzos y sigo haciendo es una especie de rastreo. Voy de blog en blog o enterándome de las publicaciones que aparecen en Facebook o Twitter y, cuando encuentro una propuesta interesante y que tenga ciertos elementos estéticos, pues envío invitaciones. Ésa es básicamente la mecánica y así logro establecer un primer contacto. A partir de allí, lo que solicito es una selección de lo que ellos/ellas consideren publicable y, ya con ella, armo la publicación de acuerdo a un criterio lo más objetivo posible, haciendo a un lado mi propio gusto y mis preocupaciones estéticas. De lo contrario, estaría contradiciéndome. En TPA prevalece la decisión de cada publicando/a; ellos/as son los que tienen la última palabra. La idea es que vean su publicación como una “carta de presentación”, como una “vitrina”; de ellos/as depende que la misma funcione o pase desapercibida. 


LBB: ¿A dónde va Te prometo anarquía en un futuro cercano? 

RR: Buena pregunta. Uno de mis sueños sería poder publicar una versión impresa de la revista. Dado que es una especie de antología, pues quedaría ahí, como un medio de consulta, para las futuras generaciones. Lo único es que no sabría cómo ni cuándo terminarla, es decir, dónde quedaría el límite, el final de la antología. Escritores y artistas seguirán apareciendo, estoy seguro, y mientras eso suceda, Te prometo anarquía continuará como hasta el día de hoy: disponible para quien así lo desee. El otro (sueño) sería que muchos escritores y artistas, no precisamente nóveles y algunos conocidos míos, vieran en la revista una oportunidad o una alternativa más para compartir su trabajo. TPA no es un colectivo. Cada uno conserva su individualidad. El hecho de aparecer en… no significa pertenecer a… Por lo tanto, no creo que el estatus literario o artístico de cada uno de ellos se vea afectado. Es verdad que el objetivo principal de TPA es promover a escritores y artistas emergentes y poco publicados, pero lo ideal sería que en este espacio estuvieran TODOS/AS. 


LBB: ¿A dónde va Rafael Romero en un futuro cercano? 

RR: No sé si fue Cardoza y Aragón el que dijo que el futuro había empezado ayer o algo así, pero para mí el futuro empezó el año pasado porque, después de muchos años de anonimato, al fin pude sacar a la luz tres de mis libros: El elegido, Distensión del ansia y Génesis y encierro. A partir de allí, muchas de las puertas que quizás yo mismo me había cerrado o que no había querido tocar, se están abriendo. El miércoles próximo (18 de abril) presento una plaquette de mi libro de poemas El convoy en el que habito se desplaza entre tinieblas con la editorial Ultramarina, de Sevilla. Eso es lo más inmediato. Por otro lado, me han incluido en dos o tres antologías importantes que creo que empezarán a circular entre este y el año que viene. Acabo de terminar Chichicaste, novela que da continuación a El elegido y que espero que, tanto una como la otra, puedan por fin ser publicadas en Guatemala. En ésas ando. Asimismo, estoy pendiente del devenir editorial de dos libros más: Explotarás conmigo (poemas) y Precipitaciones (relatos) y actualmente trabajando en Lo más profundo que hay en mí está en la superficie, un posible libro de relatos del cual ya se han publicado algunos de ellos en revistas digitales.  


LBB: ¿Cómo ves el panorama literario guatemalteco actual? 

RR: Cada vez mejor. Creo que en estos últimos años se está produciendo una especie de boom editorial independiente que ojalá se mantenga y siga dando buenos frutos. Libros Mínimos, Catafixia, Luna Park, Alambique, Vueltegato Editores, Sin Tecomates, Maximón Cartonera, entre otros. Las diferencias intergeneracionales ya no son tan marcadas y, gracias a Internet y a las redes sociales, la difusión del trabajo tanto de escritores con una trayectoria digamos sólida y/o encarrilada, como de aquéllos que estamos empezando es cada vez mayor. Hay más visibilidad y menos obstáculos, por ende. Las vías para promocionar lo que se hace, por ejemplo, ya no son tan inalcanzables e inaccesibles. Hay más puntos de convergencia entre escritores y artistas gráficos, por mencionar una amalgama que a mí, personalmente, me parece muy interesante. Tengo la sensación de que poco a poco la lectura se está empezando a colar, tímidamente, dentro de los hábitos de la gente joven y eso, en un futuro, será de beneficio no sólo para nuestros escritores sino para la cultura guatemalteca en general. 


LBB: ¿Qué les recomendarías a los jóvenes que tienen un interés en la literatura? 

RR: Lo primero es que sean honestos consigo mismos. Desde mi punto de vista, escribir es un proceso y debería ser un estilo de vida, más que una moda pasajera, una urgencia por llamar la atención o un hobby. Estar consciente de esto y de las propias capacidades de cada uno es fundamental para sustentar las bases de lo que puede llegar a ser una carrera literaria. La lectura tiene que ser imprescindible. Vivir, en el sentido de experimentar, y observar también. Sin lecturas, sin vivencias, sin observación los resultados de nuestros intentos literarios pueden ser bastante pobres. Con la lectura no sólo obtenemos ideas e influencias sino también mejorías en el empleo del lenguaje; sin vivencias sólo queda la imaginación y cuando la imaginación impera de manera exagerada y deliberada aquello que estemos escribiendo puede parecer inverosímil; sin observación, nuestras ideas acerca de situaciones, comportamientos humanos, roles, relaciones, etc.; se verán limitados. No soy bueno dando consejos ni recomendando, pero más o menos estos son, además de disciplina, paciencia y constancia, los lineamientos que ahora intento aplicar en mí mismo. No hay que correr ni tirar la toalla, todo llega a su tiempo. Cuando empecé a escribir, no sabía nada de esto. Irlo descubriendo con el paso de los años ha sido una buena experiencia. 


LBB: *Algo que quisieras agregar. 

RR: Una mini-anécdota. Según me contó, el nombre de la revista le gustó mucho al cineasta Julio Hernández Cordón (Gasolina, Las Marimbas del Infierno), tanto, que su próxima película se llama así: Te prometo anarquía.





La Hija de Humo y Hueso




Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer.
Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo?
De pronto, empiezan a aparecen marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou está unida de forma que ni ella misma puede imaginar.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Entrevista Bucbuquera con Francisco Dall´Anese

video


Francisco J. Dall´Anese es el Comisionado Internacional de la CICIG (Comisión Internacional contra la Impunidad y Corrupción en Guatemala).  Un hombre de leyes cuya labor lo ha posicionado en las altas esferas políticas y legales de su país, Costa Rica, y otros países como Guatemala.   En su faceta artística, Dall´Anese ha publicado la novela La Huella de los Zopilotes, con el sello editorial Algafuara.  Este proyecto literario, además de haberle tomado más de una década, fue una labor exigente para un trabajador del derecho cuya agenda apenas y le permite momentos de ocio.  El autor nos permitió una entrevista bucbuquera y nos dio la oportunidad de conocer al ser humano amante del arte y la cultura, que coexiste con el hombre de leyes.  Esperamos les guste, la entrevista está seccionada por partes. 

Entrevista Bucbuquera con Francisco Dall´Anese #2

video

Entrevista Bucbuquera con Francisco Dall´Anese #3

video

Entrevista bucbuquera con Francisco Dall´Anese #4

video

martes, 15 de mayo de 2012

Hasta Luego Maestro: Carlos Fuentes descansa en Paz!



 
Fallece Carlos Fuentes, El Escritor Mexicano más reconocido en el Mundo

El día de hoy, 15 de mayo de 2012, en la ciudad de México, falleció el multipremiado escritor mexicano Carlos Fuentes. Cuando el 7 de abril de 1958 se publicó la primera edición de la novela La región más transparente y desde que se comenzaron a leer sus primeras páginas, público y crítica concordaron en que estaban ante una obra que dejaría una profunda impronta en la literatura mexicana y mundial. 
Carlos Fuentes lo escribió todo. Lo dijo todo y permitió que sus lectores conocieran el mapa de su obra narrativa conforme la iba construyendo. Ese mapa llamado “La edad del tiempo” que fue creciendo y transformándose hasta incorporar su última novela: Federico en su balcón, por publicarse próximamente bajo el sello de su casa editorial, Alfaguara. Pero su obra no fue sólo narrativa, también los ensayos formaron parte de su quehacer de escritor. Este año, en el mes de mayo, bajo el sello de Taurus, saldrá publicado El siglo que despierta, conversaciones entre Carlos Fuentes y Ricardo Lagos; y en junio, bajo el sello de Alfaguara, Personas, recuento de personalidades relevantes para México y el mundo, y para el mismo Carlos Fuentes.



Carlos Fuentes nació en 1928. Connotado intelectual y uno de los principales exponentes de la narrativa mexicana, tiene una vasta obra que incluye novela, cuento, teatro y ensayo. Ha recibido numerosos premios, entre ellos los siguientes: Premio Biblioteca Breve 1967 por Cambio de piel. Premio Xavier Villaurrutia y Premio Rómulo Gallegos por Terra nostra. Premio Internacional Alfonso Reyes 1979. Premio Nacional de Ciencias y Artes en Lingüística y Literatura 1984. Premio Cervantes 1987. Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, otorgada por el Gobierno Sandinista, 1988. Premio del Instituto Italo-Americano 1989 por Gringo viejo. Medalla Rectoral de la Universidad de Chile, 1991. Condecoración con la Orden al Mérito de Chile, en grado de Comendador, 1993. Premio Príncipe de Asturias, 1994. Premio Internacional Grizane Cavour, 1994. Premio Picasso, otorgado por la UNESCO, Francia, 1994. Premio de la Latinidad otorgado por las Academias Brasileña y Francesa de la Lengua, 2000. Legión de Honor del Gobierno Francés, 2003. Premio Roger Caillois, 2003. Premio Real Academia Española 2004 por En esto creo. Premio Galileo 2000, Italia, 2005. Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, 2008. Premio Internacional Don Quijote de la Mancha, 2008. Gran Medalla de Verneil, 2010. Premio Internacional Fundación Cristóbal Gabarrón de las Letras 2011. Premio Formentor de las Letras 2011.

Hasta Pronto Maestro!  Te recordaremos cada uno de tus Bucs!

lunes, 14 de mayo de 2012

Conversatorio Literario con Francisco Dall´Anese

Francisco Dall´Anese, Comisionado Internacional de la CICIG conversará sorbe su reciente novela La Huella de los Zopilotes.  Una historia que captura la esencia del crimen y la corrupción en nuestros países, a través de la ficción.  El autor estará conversando con el autor y editor Armando Rivera.  No se lo pierdan. 

viernes, 11 de mayo de 2012

TOP 10 de libros para regalar a mamá

Regalar un libro no requiere de un día en especial, sin embargo, siguiendo las costumbres sociales, aprovechamos este mes para recomendar algunos libros para regalarle a mamá.  Para todos los gustos, tratamos de hacer una selección de novedades bastante interesantes a nivel mundial, y en general, un contenido bastante apreciado por mujeres y hombres.  Les compartimos el listado, y para conocer más sobre estas obras basta con acceder a los enlaces ubicados en la parte inferior de cada portada.   ¡Feliz mes de la Madre!



















miércoles, 9 de mayo de 2012

Escritores, músicos, artistas y comunicadores leen la obra del escritor Francisco Méndez

video

Queremos agradecer a todos los escritores, músicos, artistas, comunicadores y colaboradores por unirse al homenaje del gran escritor Francisco Méndez, y ayudar a generar un acercamiento a la obra de este importantes autor.   Seguiremos publicando algunos videos más en estos días, pero mientras tanto, el video que se presentó en la inauguración del Homenaje en el Palacio Nacional de la Cultura. 

jueves, 3 de mayo de 2012

Presentación de 3 libros del célebre autor guatemalteco Francisco Méndez


Dentro del marco del homenaje del escritor guatemalteco Francisco Méndez, 3 casas editoriales publicarán la mayor parte de la obra literaria del autor, desde su poesía a la narrativa.   Editorial Alfaguara desarrolló un libro que compila mucha de su obra inédita, en especial en el campo de la narrativa.  Una verdadera sorpresa para los estudiosos de la obra de Méndez y de la literatura nacional.  A continuación una breve descripción del libro, así como de los otros dos proyectos editoriales que se presentarán el día de hoy.  

Papeles Recobrados:

Papeles recobrados es un libro que reúne once relatos y una novela. Poco antes de su muerte, en 1962, Francisco Méndez ordenó diversos textos que mantenía inéditos y los guardó en un cajón. Ahí pasaron más de cincuenta años recibiendo la penumbra del tiempo, hasta que fueron recuperados por su hijo y por su nieto. Los relatos incluidos en este libro complementan el universo rural y mágico que el autor inició con sus Cuentos de Joyabaj, pero también transitan por otros territorios, como lo urbano o lo fantástico. Por su parte, Los sueños de Juan Lorenzana es una novela que nos devela, a partir de la vida cotidiana de una pareja en la Guatemala de la primera mitad del siglo XX, el profundo proceso de transformación de una tranquila capital provinciana en una ciudad más agitada, en la que los cambios externos son también una metáfora de incesantes y subterráneos conflictos. Con la publicación de Papeles recobrados, en 2012, Editorial Alfaguara se une a un esfuerzo nacional por rescatar y divulgar la obra de uno de nuestros autores fundamentales.

Átomo de luz y tierra: 

Átomo de luz y tierra (Obra poética, 1929 – 1961) es una compilación que abarca buena parte de la poesía escrita por Francisco Méndez durante más de tres décadas. En ella se reúnen los poemas fundamentales para recorrer una de las sensibilidades más potentes de la literatura guatemalteca del siglo XX. En este libro, el lector encontrará por vez primera la publicación conjunta de los tres libros que el autor publicara a lo largo de su  vida en tirajes sumamente reducidos: Los dedos en el barro (1935), Romances de tierra verde (1938) y Seis nocturnos (1951). Además, se incluye una amplia selección de los poemas que publicara de manera dispersa en la página literaria de El Imparcial entre 1929 y 1961. De tal cuenta, este libro se constituye en testimonio de una obra capital dentro de nuestra historia literaria.


Cuentos de Joyabaj:
  

Hablar de Francisco Méndez es remitirnos a la efectividad evocativa y lírica de su narrativa; es imaginar paisajes rurales, nacimientos de agua, ríos cristalinos, celajes de algodón, portentos naturales y catedrales de agua situadas en el fondo de pozas míticas. Es referirnos también a la perfecta caracterización de sus personajes, a su intensidad emocional, obsesiones, afectos y creencias. Con pluma diestra, Méndez recrea el ámbito que le rodeó durante su niñez, confiriéndole vida propia y creando toda una cosmogonía cuyo eje central es Joyabaj....................................Byron Quiñónez


Esta triple presentación será el día de hoy 3 de mayo del 2012, a las 18:30 horas, Pasaje Sexta Avenida, Palacio Nacional de la Cultura.  Cada una de las obras será presentada por reconocidos escritores guatemaltecos.

Papeles recobrados, Editorial Alfaguara, con comentarios de Francisco Alejandro Méndez.

Átomo de luz y tierra. Obra poética 1929-1962, Tipografía Nacional, con comentarios de Luis Méndez Salinas.

Cuentos de Joyabaj, Editorial Cultura, con comentarios de Francisco Morales Santos. 

Y como cierre del Homenaje, se realizará la lectura colectiva: “Leer a Francisco Méndez”. Varios escritores jóvenes se reúnen para hacer un homenaje a Francisco Méndez, pero no usarán palabras propias sino las del  escritor. A manera de intervención, de intertextualidad o de simple invocación metafísica, será una experiencia inédita escuchar a Francisco Méndez en la voz de: Rodrigo Rey Rosa, Denise Phé-Funchal, Lorena Flores Moscoso, Alejandro Marré, Arnoldo Gálvez Suárez, Luis Méndez Salinas, Eduardo  Villalobos, Vania Vargas, Carmen Lucía Alvarado, Wingston González, Gabriel Woltke y Francisco Alejandro Méndez. El encargado de mezclar estas voces, el moderador, el dj literario será Julio Serrano.

Esta actividad se realizará el día de amñana viernes 4 de mayo en la librería Sophos, en Plaza Fontabela zona 10 a las 18:30 horas.